Slide background

MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN

Pide cita ya o solicita cualquier información que precises
Nombre:
Email:
Mensaje:
¿Alguna duda?
Llámanos al
960 056 165
695 567 297
Si lo prefieres, déjanos tu
número de teléfono y te
llamamos nosotros
Teléfono:

¿SOY CANDIDATA?

Son candidatas a este procedimiento aquellas pacientes con mamas grandes, muy voluminosas o caídas que quieren cambiar su aspecto físico.

En algunos casos también puede ser una cirugía recomendada por reumatólogos, traumatólogos, especialistas en medicina física o rehabilitación, etc. siempre que se considere que las molestias de la paciente a nivel físico son secundarias al exceso de volumen mamario.

En todo caso, siempre debemos discutir y valorar con el cirujano todas las alternativas posibles para poder tomar la decisión más adecuada con el asesoramiento correspondiente.

 

DESCRIPCIÓN

Unos pechos excesivamente grandes y voluminosos pueden ser una fuente de molestia para muchas mujeres, ya que pueden limitar su calidad de vida y confort. No es posible vestir adecuadamente ni llevar a cabo una rutina de ejercicios adecuada cuando el volumen mamario limita de manera repetida nuestra vida cotidiana.

De igual modo, las mamas de gran volumen pueden predisponer a dolores de espalda y cuello de forma crónica, irritaciones de la piel a nivel de los pliegues, problemas respiratorios y disminución de la autoestima por parte de la paciente.

¿CÓMO ES EL PROCEDIMIENTO?

El procedimiento, que tiene una duración media de 3 horas,  debe llevarse a cabo en un hospital y bajo anestesia general.

Las técnicas son múltiples, pero las más frecuentes son la mamoplastia en T invertida o en J. Ambas tienen como finalidad la elevación del complejo areola pezón, resección del tejido glandular excedente, simetrización de las mamas y remodelación del tejido mamario.

Esta intervención se acompaña de cicatrices a nivel de la mama que nuestros cirujanos realizan de forma minuciosa para que, con los cuidados médicos recomendados, puedan ser prácticamente imperceptibles transcurrido un tiempo.

La utilización de tubos de drenaje dependerá de la decisión del cirujano durante la evolución de la cirugía.

Es habitual que se requiera 1 día de hospitalización para la recuperación de la paciente y su correspondiente control.

¿LUEGO DE UNA MEMOPLASTIA DE REDUCCIÓN QUÉ DEBO ESPERAR?

El postoperatorio de esta intervención suele ser muy bien tolerado y no es doloroso.

Los puntos de sutura suelen retirarse entre 10 y 14 días posteriores a la intervención.

Es necesario utilizar un sujetador ortopédico durante 3 semanas para facilitar el confort de la paciente y los cuidados de la zona operada.

Las actividades cotidianas pueden iniciarse a la semana de la intervención y el ejercicio físico a partir de las 4 a 6 semanas del postoperatorio. Alrededor de los 3 meses podremos valorar el resultado definitivo de la intervención.

Su médico le indicará las revisiones que debe realizar, así como, el cuidado exhaustivo de las cicatrices para su evolución adecuada.

Esta cirugía mejora de manera muy importante, la calidad de vida de las pacientes y su percepción de imagen corporal, aumentando su confort, seguridad y autoestima.